Seguros Médicos
Cita Médica



abril 8, 2010 Comentarios

Osteoporosis en los hombres

Revista MG. Osteoporosis, ¿es una enfermedad solo de la mujer?

Dr. Santiago Palacios. Director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid.

Definición de osteoporosis y cifras

El hueso es un tejido vivo compuesto por una red de tejido colágeno, en cuyo interior se encuentran depósitos de minerales tales como calcio, fósforo, sodio, magnesio y potasio. Contrariamente a lo que se cree, los minerales de los huesos no son componentes inertes ni permanecen fijos, sino que realizan un proceso de intercambio y reemplazo continuos. Este proceso se denomina remodelación ósea y consiste en la destrucción de hueso antiguo (resorción) y la formación de hueso nuevo. Cuando existe un desequilibrio entre estos dos procesos con predominio de la destrucción, se produce la osteoporosis.

La osteoporosis, que literalmente significa “hueso poroso”, es una enfermedad que se caracteriza no sólo por una disminución de la masa ósea (cantidad de hueso), sino también por un deterioro del tejido óseo que empeora su calidad. Así, los huesos se tornan más frágiles y aumenta la probabilidad de que ocurran fracturas. Esta pérdida de hueso es indolora y progresiva, por lo que se trata de una “enfermedad silenciosa”. No suele haber síntomas, hasta que se producen las primeras fracturas.

En España, la osteoporosis afecta a un 35% de mujeres mayores de 50 años, porcentaje que se eleva a un 52% en las mayores de 70 años. En la mujer osteoporótica, las vértebras, la muñeca y la cadera son las zonas con más riesgo de presentar fractura. Una de cada 5 mujeres de más de 50 años tiene al menos una fractura vertebral debida a la osteoporosis y cerca de un 20% de mujeres con fractura de cadera fallecen por esta causa. Los últimos estudios relativos a esta enfermedad señalan que más del 50% de las pacientes que ingresan en el hospital debido a una fractura de cadera, tenían fracturas vertebrales anteriores no diagnosticadas.

La osteoporosis ha sido considerada clásicamente como una enfermedad del sexo femenino, debido a la menor incidencia de ésta en el hombre. Los motivos de esta menor prevalencia en el hombre que en la mujer, son los siguientes:

–       En su juventud, el hombre alcanza entre un 8% y un 10% más de pico de masa ósea que la mujer. Por tanto, tiene más masa ósea para perder a lo largo de su vida.

–       No sufren una disminución brusca de hormonas sexuales, como ocurre con las mujeres durante la menopausia, y por tanto la pérdida ósea en el hombre se produce de una manera lenta y gradual, a menos que se den otros factores que aceleren este proceso y que veremos más adelante.

–       Su esperanza de vida es menor

La importancia del diagnóstico

Al ser la osteoporosis una enfermedad que no provoca síntomas, debe ser diagnosticada lo antes posible, para así ayudar al paciente a elegir el mejor tratamiento y evitar las complicaciones que surgen con las fracturas. El único método que permite un diagnóstico con seguridad es la densitometría ósea. Se trata de una prueba completamente indolora, cuyo resultado se conoce en el momento, que tan sólo dura 5 minutos y en la que se utiliza una muy baja dosis de Rayos X. Según la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), las densitometrías están infrautilizadas en la mayoría de países europeos.

Factores de riesgo

El médico debe tener en cuenta, además, los factores que pueden aumentar el riesgo de osteoporosis, como son: el sexo y la edad (simplemente el hecho de ser mujer, y más aún si es de raza blanca, ya constituye un factor de riesgo), antecedentes familiares de esta enfermedad, estar excesivamente delgado, hábitos de vida poco saludables (fumar más de 20 cigarrillos al día, el consumo excesivo de café – más de tres tazas diarias- o de alcohol, vida sedentaria, etc.), la menopausia temprana (antes de los 45 años), alteraciones tiroideas y la ingesta de medicamentos con corticoesteroides, entre otros. Todo ello, unido a  signos de alarma como pueden ser el aumento de la curvatura de la espalda o las fracturas ante caídas leves, aportan una información clave para sospechar de una osteoporosis.

Estilo de vida y prevención

Para prevenir la osteoporosis es fundamental mantener un estilo de vida saludable:

–       Una dieta adecuada rica en calcio y vitamina D: el calcio se ingiere a través de la leche y sus derivados. Los pescados grasos (sardinas, arenques, salmón, atún, etc.) contienen vitamina D y con una exposición moderada al sol se ayuda a sintetizarla.

–       Ejercicio físico moderado, principalmente aquellos que favorezcan la musculatura, como caminar durante 30-40 minutos diarios, gimnasia practicada dentro del agua, subir escaleras, pesas, etc.

–       Prevenir las caídas, ya que son la causa principal de fractura en pacientes con osteoporosis.

Tratamiento

En la actualidad existen medicamentos que no sólo frenan la evolución de la osteoporosis, sino que en muchos casos ayudan a recuperar algo de la masa ósea perdida. Sin embargo, uno de los principales problemas de la osteoporosis es el incumplimiento o abandono del tratamiento, que en España se sitúa en más de un 60% de las mujeres, debido principalmente a que se trata de una enfermedad asintomática. A este respecto, es importante realizar una labor de concienciación para que no se abandone la medicación, además de animar a los pacientes a que acudan a su médico para saber el estado de sus huesos.

Causas de osteoporosis más específicas en el hombre

En la actualidad, el número de hombres osteoporóticos es desconocido, aunque sabemos que es frecuente que a partir de los 70 años tengan osteoporosis. Existen, además de los factores de riesgo comunes a ambos sexos mencionados anteriormente, una serie de factores específicos en el hombre que hacen que la probabilidad de padecer osteoporosis aumente, como es la castración quirúrgica debido a un cáncer de próstata o el hipogonadismo (incapacidad de los testículos para producir espermatozoides, testosterona o ambos).

El aumento del riesgo de fractura ocurre aproximadamente una década más tarde en el hombre que en la mujer (a los 60-65 años en la mujer y a los 75 años en el hombre), debido a que el varón tiene más masa ósea. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el riesgo de que un hombre presente una factura osteoporótica a lo largo de su vida es mayor que la probabilidad de desarrollar un cáncer de próstata y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años tendrá una fractura relacionada con la osteoporosis en lo que le reste de vida.

Estos datos, unidos a que la morbilidad y mortalidad debido a la fractura de cadera es mayor en el hombre que en la mujer, resaltan la importancia de un diagnóstico precoz también en el varón.

Conocer los riesgos es un primer paso para prevenir y combatir la osteoporosis. Si tienes alguna duda, pregunta a tu médico.

Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid.   http://www.institutopalacios.com

Síguenos en Twitter – IP_Palacios


Etiquetas

Tags: , , , , , , , , ,


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (1)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse