Seguros Médicos
Cita Médica



octubre 31, 2011 Comentarios

Mitos y verdades de los efectos secundarios de los Métodos Contraceptivos

Dra. Carmen Menéndez Ceño. Directora Médica del Instituto Palacios.

El control de la vida sexual y reproductiva mediante los diferentes métodos contraceptivos así como de sus efectos secundarios son motivo de polémica continua, de ahí el título de este artículo.

Cuando hablamos de Mitos sobre los métodos contraceptivos nos referimos a realidades atribuidas a ellos sin base científica  y,  con Verdades, nos referimos a realidades atribuidas con base científica disponible.

Empecemos con algunos de los mitos y verdades:

1. Métodos naturales: (Abstinencia periódica como el método Ogino, Billings o moco cervical o el de la temperatura basal, interrupción de la relación sexual como el coito interrupto, o “el de la marcha atrás…).

Mitos: Son buenos métodos contraceptivos y no afectan a la vida sexual.

– Verdades: Su eficacia contraceptiva es baja. La realidad, se requiere gran experiencia y ciclos menstruales muy regulares en los métodos de abstinencia periódica y respecto al método de “la marcha atrás” hay que saber que existe una mínima descarga de gotas con espermatozoides previa a la eyaculación. Además lógicamente afectan a la vida y actividad sexual (abstinencia, interrupción..).

2. Métodos de Barrera: (Preservativo o condón)

– Mitos: Se rompen con facilidad y afectan al desarrollo de la actividad sexual, fundamentalmente al varón.

– Verdades: Los preservativos homologados ( fecha de caducidad y control de calidad) son altamente eficaces ( entre el 86 y 97%) si se utilizan correctamente. Respecto a la actividad sexual, el condón no tiene que afectar a la erección ni al placer sexual, de hecho su utilización puede ser objeto de juego sexual: “el cerebro hace maravillas”. Sin olvidar que es el mejor método que contamos para evitar la enfermedades de transmisión sexual

3. Dispositivos Intrauterinos o DIUs: (Inertes u hormonales)

– Mitos: Afectan a la fertilidad futura y son abortivos

– Verdades: La evidencia científica nos dice lo contrario. La posibilidades de embarazo se restauran una vez retirado el dispositivo. Este método contraceptivo se debe evitar en mujeres con historia de infecciones genitales frecuentes o en aquellas con riesgo de contraerlas, causa principal de infertilidad. Su inserción en la cavidad endometrial dificulta la acción de los espermatozoides (acción espermicida) y condiciona un ambiente endometrial no receptivo al embarazo. Además el DIU hormonal tiene un efecto beneficioso sobreañadido a su acción contraceptiva, reduce el volumen de sangrado y tiene indicación en la terapéutica de hemorragias funcionales.

4. Contraceptivos hormonales: (Píldora, anillo vaginal , parche…)

– Mitos: El mayor Mito entorno a los contraceptivos hormonales quizá sea la creencia que tienen muchas mujeres de que su utilización puede afectar a la fertilidad y que cuánto más tiempo se utilicen , este efecto es mayor. Otro segundo mito es que las usuarias de los métodos contraceptivos tienen más riesgo de cánceres ginecológicos.

– Verdades: Los contraceptivos hormonales tienen una larga historia (el primero fue comercializado hace más de 50 años) y siempre su uso ha sido motivo de polémica. Las razones son varias, algunas de ellas muy variopintas, la mayoría sin base biológica o científica. La investigación sobre ellos y los avances que se han producido en el campo de la contracepción hormonal nunca ha cesado (menores dosis, distintas vías o pautas de administración, empleo de estrógenos más fisiológicos..).

Fertilidad: La evidencia científica disponible es muy extensa y no solo rechaza que los contraceptivos hormonales no afectan a la fertilidad, sino que en muchas ocasiones su indicación puede ser beneficiosa en mujeres con ciertos problemas de salud ginecológicos (ovarios poliquísticos, endometriosis….).

Cáncer: Respecto al mayor riesgo de cáncer en las usuarias de contraceptivos hormonales los diferentes estudios realizados en este campo muestran un efecto protector de la utilización de contraceptivos hormonales frente al cáncer de ovario o de endometrio (cuerpo de útero). En cuanto al cáncer de mama la información científica disponible no es concluyente y algo dispersa, la mayoría de los estudios no encuentran un mayor riesgo excepto algunos que refieren de su utilización en edades muy jóvenes y durante tiempo prolongado pudiera aumentarlo. Sopesando los pro y contra la evidencia científica actual nos dice que los contraceptivos hormonales tienen un excelente perfil de seguridad, su individualización y utilización adecuada son las dos premisas claves para ello.


Etiquetas


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (0)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse