Seguros Médicos
Cita Médica



febrero 11, 2016 Comentarios

Incontinencia urinaria: tratamientos

Tratamientos quirúrgicos y farmacológicos para la incontinencia de orina

Entrevista realizada por Celia Arroyo a la Dra. Victoria Martínez

C.A.: ¿Desde cuándo existen tratamientos eficaces contra la incontinencia urinaria?

V.M.: Los tratamientos eficaces son relativamente recientes, hace 20 ó 25 años que se practican. La incorporación de la mujer al mundo laboral ha impulsado mucho la investigación en medicina genitourinaria, porque las mujeres cada vez demandan una mayor calidad de vida. Ten en cuenta que para una mujer que trabaja tener pérdidas de orina supone un problema añadido ya que genera un plus de inseguridad y de desigualdad laboral.

C.A.: ¿Hay tratamientos distintos dependiendo del tipo de incontinencia?

V.M.: Sí, no es el mismo tratamiento para una mujer que padece incontinencia urinaria de esfuerzo, que de urgencia o mixta.

C.A.: ¿Qué tratamientos existen para la incontinencia urinaria de urgencia?

V.M.: El tratamiento básico para la incontinencia de urgencia incluye fármacos anticolinérgicos y agonistas adrenérgicos. También existen otros tratamientos más complejos como las  inyecciones de toxina botulínica, también conocida como Botox, en la mucosa vesical. Otra opción es la neuromodulación sacra o tibial posterior, para ello se implantan una especie de marcapasos en los glúteos o unos electrodos en las piernas. Todos estos tratamientos tratan de  inhibir las contracciones involuntarias de la vejiga que es la causa de la incontinencia de orina de urgencia.

C.A.: ¿El Botox no es lo que se ponen las famosas en la cara para evitar las arrugas?

V.M.: Bueno esa es una de las indicaciones de la toxina botulínica, que comercialmente conocemos como Botox. Sin embargo la toxina botulínica se emplea en medicina desde los años setenta, impide que el músculo en el que se infiltra se contraiga, por eso se ha empleado en patologías tan diversas como el estrabismo, las distonías musculares o la incontinencia urinaria de urgencia.

C.A. ¿Cuáles son los tratamientos disponibles para la incontinencia de esfuerzo?

V.M.: Existen algunos fármacos antidepresivos como la Duloxetina que mejoran en algunas pacientes la incontinencia de esfuerzo pero en general no tienen mucha eficacia.  Por otro lado están las soluciones quirúrgicas y desde hace 5 años contamos también con el láser genitourinario.

C.A.: ¿Puede explicarnos cómo es la cirugía para la incontinencia urinaria de esfuerzo?

V.M.: Hay varias técnicas, los procedimientos más habituales consisten en colocar  a través de la vagina alguna malla que sostenga la uretra e impida las perdidas con el esfuerzo, ya que el tejido conectivo de debajo de la uretra  ha perdido esa capacidad.

Suele tratarse de una malla de polipropileno que se introduce por vía vaginal con anestesia epidural y que sale hasta el abdomen,  esta técnica se denomina TVT retropúbica. Otra opción, consiste en colocar una malla transobturadora, esta técnica es parecida a la anterior pero en ella la banda sale a la ingle. También se pueden colocar las  minibandas o minislings  que  son parecidas pero se anclan  al músculo obturador interno y por lo tanto no salen al exterior.

C.A.: ¿Qué riesgos presentan este tipo de  cirugías?

V.M.: Además de los riesgos asociados a cualquier cirugía, como el de la anestesia que en este caso es casi siempre epidural, cada técnica conlleva distintos riesgos que van desde la perforación o lesión de la vejiga y la uretra, lesiones vasculares, hemorragias o infecciones. También puede suceder que el cuerpo rechace la malla ya que se trata de un material sintético. Es importante destacar que son riesgos son muy poco frecuentes, pero existen.

C.A.: ¿La cirugía es una opción definitiva?

V.M.: No siempre, depende mucho de la paciente y de sus hábitos. A los cinco años, algunas pacientes podrían volver a tener algún escape, pero hay estudios a 10 años con altas tasas de curación.

C.A.: ¿Cuáles son los tratamientos para la incontinencia urinaria mixta?

V.M.: En el caso de la incontinencia urinaria mixta habría que utilizar tratamientos para cada una de las situaciones, la de esfuerzo y la de urgencia. En este sentido a la hora de practicar una cirugía hay que valorar hasta qué punto merece la pena a nivel riesgos-beneficios, pues sólo reduciríamos la parte incontinencia ligada al esfuerzo y después habría que poner un tratamiento específico para la incontinencia de urgencia.

C.A.: Dra. Antes ha mencionado un nuevo tratamiento para la incontinencia urinaria a base de láser. ¿Podría contarnos en las próximas semanas en qué consiste y qué beneficios tiene?

V.M.: Sí, por supuesto.

 (CC-BY-2.0)-ResoluteSupportMedia-101219-F-3682S-160

(CC-BY-2.0)-ResoluteSupportMedia-101219-F-3682S-160


×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse