Seguros Médicos
Cita Médica



abril 27, 2016 Comentarios

El entrenador personal Iñaki Landaluce nos da claves

Un entrenador personal nos da las claves para triunfar en la “Operación Bikini”

Celia Arroyo entrevista a Iñaki Landaluce, preparador físico y entrenador personal.

C.A.: El verano está a la vuelta de la esquina y muchas mujeres quieren ponerse en forma para la llamada “operación bikini”. Estamos hablando de “mujeres reales”, no de chicas de catálogo, que quieren sentirse mejor con su cuerpo. Imagino que como entrenador personal estás acostumbrado a este tipo de peticiones ¿Es posible?

I.L.: Es posible siempre y cuando se marquen objetivos realistas. Marcarse un objetivo es fundamental, yo cuando trabajo con alguien siempre le pregunto ‘¿Qué quieres conseguir?’ Porque en función de eso se diseña el programa de entrenamiento y hay que ajustar las expectativas para ver qué podemos lograr. No me puedo poner hoy para irme a la playa dentro de 15 días y pretender estar perfecta. En el ejercicio físico la constancia es importante y muchas veces las referencias que tenemos son de mujeres que entrenan a diario desde hace años, entonces no podemos pretender conseguir lo mismo en un mes. Pero por supuesto que si nos ponemos ahora vamos a estar mejor que si no nos ponemos. Cualquier momento es bueno para tomar la decisión de ponerse a realizar actividad física.

C.A.: En tu experiencia como entrenador personal, ¿Cuál es la principal motivación de las mujeres a la hora de hacer ejercicio?

I.L.: Generalmente la principal motivación tiene que ver con la parte estética, con la pérdida de peso y la tonificación. De cara al verano suele preocupar reducir la grasa en la zona media, abdomen, glúteo, etc, y cada vez, con mayor protagonismo existe una demanda por un prototipo de cuerpo de mujer fitness, con curvas más pronunciadas y con un volumen muscular grande y definido.

También hay una gran demanda desde el punto de vista de la salud.

C.A.: ¿Y cómo conseguimos perder grasa y tonificar nuestro cuerpo?

I.L.: Para poder realizar cualquier actividad cotidiana nuestro cuerpo necesita energía. Esa energía proviene principalmente de la glucosa.

Sin embargo, aquellas mujeres que persigan reducir su porcentaje de grasa corporal necesitan realizar un tipo de actividad que capte parte de esa energía de otra fuente, concretamente del tejido adiposo. Para ello existen métodos de entrenamiento que resultan muy eficaces.

La tonificación es un concepto demasiado generalizado. Se llama tonificar a mejorar el aspecto de nuestro tono muscular, más concretamente a aumentar su fuerza y que ello conlleve una mejora de su volumen.

Realizando sesiones de entrenamiento garantizamos la mejora del tono muscular.

C.A.: Me imagino que te refieres a ejercicios aeróbicos

I.L.: No, ese es uno de los principales mitos del entrenamiento. Está demostrado que el trabajo de fuerza tiene bastante más efectividad en cuanto a la quema de grasas que un ejercicio cardiovascular. Lo ideal es combinar ejercicios de fuerza con ejercicios catalogados como cardiovasculares, pero los ejercicios de fuerza son fundamentales para perder grasa corporal y tonificar la musculatura.

Existen cuatro grandes capacidades físicas generales, la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad. Aunque si lo pensamos bien, existe una capacidad física por encima de todas, LA FUERZA. Hablando sobre esta gran capacidad física sabemos que la demanda energética durante las contracciones musculares es muy elevada. Entrenando la fuerza con unas intensidades y volúmenes adecuados y personalizados para cada mujer la quema de grasa puede ser elevada.

C.A.: Más allá de las razones estéticas ¿qué beneficios tiene fortalecer glúteos y abdomen para nuestra salud?

I.L: Esa es una buena pregunta. Está de moda una palabra dentro del mundo del fitness, el CORE. El cuerpo humano utiliza su zona central como eje neurálgico y centro de masas para desde allí equilibrar cualquier movimiento que haga. Este eje o zona media del cuerpo está compuesto por diferente musculatura, que además está interconectada, no sólo entre sí, sino con otros músculos que cubren diferentes zonas del cuerpo, para al final poder generar cualquier movimiento equilibrado.

Parte de la musculatura que compone el CORE es el abdomen y el glúteo. El abdomen está compuesto por varias capas musculares, cada cual desarrolla una función distinta, con el glúteo sucede algo similar.

Desde un punto de vista de salud, el fortalecimiento de la zona media del cuerpo conllevará la no aparición de patrones posturales asociados con posibles lesiones articulares o musculares, o evitar las posibles lesiones que se puedan ocasionar al desarrollar cualquier actividad cotidiana.

Si el CORE está bien trabajado y fortalecido tenemos muchas menos posibilidades de lesionarnos, o más fácil aún, de que aparezca cualquier dolor por falta de higiene postural.

C.A.: ¿Es imprescindible ir al gimnasio para estar en buena forma física?

I.L.: El gimnasio nos da la posibilidad de tener material que en casa o en otro lugar quizás no encontremos. Recursos diferentes a la hora de poder entrenar, y por supuesto la posibilidad de conectar con profesionales del medio que nos puedan aconsejar qué cosas debemos hacer y cuáles se deben descartar. Pero teniendo ciertos conocimientos de cómo realizar el entrenamiento según el objetivo que se persiga y por supuesto sabiendo qué cosas se deben descartar para no poner en riesgo nuestro cuerpo, una rutina de entrenamiento se puede hacer sin ningún problema en el salón de casa, utilizando nada o casi nada de material.

Yo recomendaría un tensor o goma elástica y un balón gigante o fitball.

Entrenar en casa supone tener una buena disciplina, y lo digo por experiencia personal. En casa siempre van a existir demasiadas distracciones.

C.A.: La figura del entrenador personal está asociada a estrellas de cine, modelos, etc. ¿Contar con un entrenador personal es un lujo o está al alcance de cualquier mujer?

I.L.: Creo que son tarifas más que accesibles a casi cualquier público hoy en día. El coste del servicio de un entrenador personal por una sesión de entrenamiento oscila entre los 30 euros y los 100 euros, dependiendo de muchas variables. Si él debe desplazarse y dónde o si la clienta es la que acude a un centro, etc.

Nosotros los preparadores físicos y entrenadores personales debemos ser considerados como personal sanitario, no como médicos ni mucho menos porque la medicina no es nuestro campo, pero sí como profesionales con conocimientos más que sobrados para poder trabajar con el cuerpo y conseguir objetivos saludables y de rendimiento evitando lesiones.

C.A.: ¿Podrías darnos una rutina para nuestras lectoras con la que podamos tonificar abdomen y glúteos?

I.L.: Por supuesto, te preparo una para la próxima semana.

blonde women train her abdominals

blonde women train her abdominals


Etiquetas


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (0)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse