Seguros Médicos
Cita Médica



abril 21, 2010 Comentarios

Dolor lumbar

Dolor lumbar.

Revista MG. Dr. Santiago Palacios, Director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid.

Columna vertebral y dolor lumbar

La columna vertebral es una estructura ósea articulada que funciona principalmente como elemento de sostén, además de recubrir y proteger la médula espinal. Está formada por 33 vértebras, unidas por ligamentos, tendones y músculos que proporcionan a la columna flexibilidad, estabilidad y amortiguación de impactos durante los movimientos naturales del organismo. Entre cada una de las vértebras se encuentra el llamado “disco intervertebral”, una estructura elástica que permite el movimiento entre ellas. De las 33 vértebras que hay en la columna, 5 de ellas corresponden a la zona lumbar y son las que permiten los movimientos de extensión, rotación y flexión lateral.

El dolor lumbar es un problema de salud frecuente que los médicos vemos en la consulta diaria. Además de una limitación física conlleva un trastorno en la vida cotidiana de la persona que lo padece, ya que, por ejemplo, es la primera causa de incapacidad laboral. El problema del dolor lumbar es más frecuente en edades por encima de los 50 años, sin embargo aún desconocemos la razón exacta de los procesos que causan este dolor durante la menopausia.

Causas y clases de dolor lumbar

Las causas del dolor lumbar son muy variadas, siendo las más frecuentes las malas posturas y el debilitamiento postural. Según estas causas, el dolor lumbar se divide en 2 grupos: dolor lumbar mecánico y dolor lumbar inflamatorio. El primero es el más frecuente y el que comúnmente entendemos como lumbalgia. Es un dolor que aparece y se acentúa con el movimiento y mejora con el reposo. Su causa más frecuente son los procesos degenerativos, tales como la artrosis y los problemas de los discos intervertebrales. La lumbalgia inflamatoria es un problema menos frecuente pero que, en algunas ocasiones, puede llegar a ser grave. Se caracteriza porque este dolor no mejora, sino que incluso empeora con el reposo. Este tipo de dolor  se debe a causas reumatológicas, infecciones o tumores.

Como realizar el diagnóstico

El diagnóstico de dolor lumbar siempre debe ser realizado por un médico. El médico de familia es quien tiene mayor experiencia para abordar este tipo de problemas en una primera instancia. Es necesario una historia clínica completa y una exploración detallada para hacer el diagnóstico y poder iniciar un tratamiento específico. En algunas ocasiones es necesario realizar estudios radiológicos y una radiografía puede ser suficiente para aportar muchos datos y apoyar el diagnóstico. En caso de no haber mejoría con el tratamiento, o si se encontrase algo anormal de importancia durante la exploración física, sería necesario recurrir a la consulta de un especialista. Los médicos especialistas que se ocupan del aparato músculo-esquelético  son los traumatólogos, reumatólogos y rehabilitadores. En ocasiones se puede considerar necesaria la realización de otras pruebas, como la resonancia magnética, la gammagrafía ósea, la tomografía axial computarizada (TAC), el electromiograma o algún estudio analítico.

Tipos de pruebas

  • Resonancia magnética: esta prueba permite diferenciar las distintas estructuras anatómicas mejor que con cualquier otra prueba radiológica. La obtención de las imágenes se consigue mediante la estimulación del organismo a la acción de un campo electromagnético y permite visualizar los tejidos blandos de la columna que no son hueso, tales como la médula espinal, el disco intervertebral y las raíces nerviosas. Las ondas magnéticas no producen daño, si bien no está recomendada esta prueba en mujeres embarazadas o personas con marcapasos.
  • Gammagrafía ósea: consiste en inyectar en sangre una sustancia radiactiva que se fija al hueso. A través de un aparato específico se puede medir la cantidad de radiactividad que emite cada hueso, por lo que permite observar el grado de actividad del mismo. Es muy útil para detectar infecciones o tumores que se hayan formado dentro de los huesos. Aunque la dosis de radiación que genera una gammagrafía no entraña riesgo, sólo debe prescribirse cuando sea preciso y no se puede realizar durante el embarazo.
  • Tomografía Axial Computarizada (TAC): para su realización se utilizan rayos X y se procesan las imágenes por ordenador. Se reconstruyen diferentes planos y se obtiene información muy precisa del interior del organismo. Produce una dosis de radiación superior a la originada por las radiografías simples (aunque dependerá del tipo de estudio realizado), por lo que tampoco está indicado en mujeres embarazadas.
  • Electromiograma: se trata de una prueba neurofisiológica que registra la actividad eléctrica del tejido muscular y permite determinar la gravedad de una lesión o la actividad de un nervio concreto. Si el nervio está afectado varían los impulsos eléctricos que éste transmite. El único especialista que puede solicitar esta prueba es el neurólogo.

Tratamiento del dolor lumbar

El tratamiento deberá ser acorde al diagnóstico. En caso de lumbalgia mecánica, la base del tratamiento son los antiinflamatorios, acompañados normalmente de protectores gástricos para evitar molestias estomacales. En la fase aguda es importante el reposo, aunque no debe ser superior a 2 ó 4 días, mientras que el tratamiento rehabilitador también es importante, con la aplicación de técnicas de electroterapia (ultrasonido, magnetoterapia, etc), fisioterapia con ejercicios y masoterapia.

  • Ultrasonido: consiste en aplicar vibraciones sonoras de secuencia superior a 20.000 hertzios. Estas ondas mueven los tejidos  a modo de masaje microcelular. Tiene también propiedades analgésicas.
  • Magnetoterapia: el cuerpo humano utiliza el magnetismo para su funcionamiento, e incluso en los huesos hay depósitos de magnetita que intensifican el campo magnético. La magnetoterapia aplica campos magnéticos sobre una zona  concreta del cuerpo para mitigar el dolor y la inflamación
  • Masoterapia: se puede definir como el uso de distintas técnicas de masaje con fines terapéuticos y engloba diversas modalidades, tales como el masaje terapéutico y el masaje deportivo, entre otros.

En cuanto a la prevención, es importante la realización de ejercicio físico moderado y regular, siendo recomendable los paseos diarios, la natación o la gimnasia de mantenimiento. Además, tal y como he mencionado al principio, una de las principales causas del dolor lumbar son malas posturas, para lo cual existen algunas recomendaciones:

  • Evitar mantener una misma postura por largos periodos de tiempo, alternando posiciones estáticas de pie o sentado con movimiento.
  • Intercalar períodos de descanso entre una actividad y otra para estirarse y relajarse.
  • En caso necesario, modificar el mobiliario adecuando la altura de los objetos y evitando asientos blandos.
  • Al recoger algún objeto del suelo es mejor flexionar las rodillas que flexionar el tronco.

Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid. http://www.institutopalacios.com

Síguenos en Twitter – http://twitter.com/IP_Palacios

Síguenos en Facebookhttp://www.facebook.com/pages/Madrid/Instituto-Palacios/101876819847590


Etiquetas

Tags: , , , , , , ,


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (0)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse