Seguros Médicos
Cita Médica



marzo 2, 2016 Comentarios

¿Cómo afecta nuestra dieta a nuestra salud?

¿Cómo afecta nuestra dieta a nuestra salud?

Entrevista realizada por Celia Arroyo a Delia Barrio

C.A.: ¿Hasta qué punto es importante la alimentación en la salud de las personas?

D.B.: La alimentación juega un papel fundamental en nuestro estado de salud. Alimentarse bien puede prevenir la aparición de muchos problemas de salud. Por otro lado ciertas patologías pueden combatirse con una dieta apropiada, por ejemplo si tenemos el colesterol elevado, a través de la alimentación podemos regular los niveles de colesterol y estamos previniendo algo tan importante como la aparición de enfermedades cardiovasculares.El nutricionista puede ser un gran aliado en el tratamiento de muchas enfermedades como problemas óseos, renales o para mitigar los síntomas de la menopausia.

C.A.: ¿Entonces una buena alimentación puede a veces evitar que tomemos medicamentos?

D.B.: A veces, cuando no se trata de patologías graves podemos intentar regular ciertos problemas de salud cambiando la dieta. Imagina una persona que empieza a tener hipertensión, si ésta no es muy alta, puede intentar bajar la presión arterial con una dieta baja en sal y evitar o posponer la toma de fármacos.

C.A.: ¿Cómo experta en nutrición, crees que en general nos alimentamos bien?

D.B.: No,  yo creo que no en general no nos alimentamos bien. No creo que sea un problema de información, tenemos las nociones básicas que necesitamos para llevar una dieta saludable como la  mediterránea. Sin embargo el ritmo de vida que llevamos, el estrés, las prisas hacen que dejemos la alimentación en un segundo plano y tiremos mucho de alimentos precocinados. No invertimos tiempo en escoger alimentos frescos ni en cocinar. Otro problema es la enorme disponibilidad de alimentos a los que tenemos acceso, ahora podemos encontrar casi cualquier alimento en todas las épocas del año.

C.A.: ¿Por qué supone un problema que podamos encontrar los alimentos que nos gustan en cualquier época del año?

D.B.: Porque cuando consumimos un alimento fuera de temporada, es muy probable que haya perdido parte de sus nutrientes. Bien porque haya sido procesado, envasado o congelado. O en el caso de que sea fresco, si es importado, es probable que lo hayan recogido antes del tiempo de maduración que necesita para conservar todos sus nutrientes. Por no hablar de que los alimentos fuera de temporada son más caros. Te voy a poner un ejemplo, ahora podemos comprar fresas en cualquier época del año pero no van a tener las mismas vitaminas las fresas que consumes en marzo que las que tomas en octubre, que además te van a salir más caras.

C.A.: O sea  que consumir alimentos de temporada es importante, pero como has dicho, ahora podemos encontrar de todo en el supermercado y mucha gente puede no saber cuáles son los alimentos de temporada

D.B.: Es cierto, podemos perder la noción de lo que deberíamos comer en cada época del año, por eso es importante tener a mano un calendario de alimentos.

C.A.: ¿Las dietas vegetarianas traen problemas desde el punto de vista de la salud?

D.B.: Si se hacen bien, no. Ahora con alimentos como las algas, los frutos secos, las legumbres o los cereales podemos disponer de todos los nutrientes necesarios con una dieta vegetariana.

C.A.: Con el auge de las dietas crudiveganas se está hablando mucho de la importancia de consumir alimentos crudos. ¿Es cierto que los alimentos pierden propiedades cuando los cocinamos?

D.B.: Es cierto, cuando sometemos los alimentos a ciertos procesos térmicos como la cocción, algunos pueden perder vitaminas y minerales, pero eso no significa que sea más sano ingerir los alimentos crudos, tiene beneficios pero también perjuicios. Las verduras crudas suelen ser más difíciles de digerir por su alto contenido en fibra, nuestro organismo puede tener más dificultad en romper esas fibras y necesita más cantidad de agua para que el tránsito intestinal sea adecuado. Esto hace que el consumo de ciertos alimentos crudos, cause indigestión e inflamación intestinal. Para que te hagas una idea, muchas pacientes cuando toman lechuga por la noche, tienen molestias intestinales, porque la lechuga tiene fibras difíciles de digerir y su digestión es muy lenta. Entonces para estas personas es preferible una verdura cocinada porque tener una buena digestión es importante. Hay que encontrar un equilibrio entre los alimentos crudos y cocinados, según la persona, el momento del día, etc.

C.A.: Y en el momento de cocinar, ¿Hay maneras más sanas de cocinar que otras?

D.B.: Sí, uno de los errores que solemos cometer al cocinar es aumentar mucho la cantidad calórica de un alimento que en principio no lo era. Por ejemplo, las legumbres son una fuente de proteínas vegetales e hidratos de carbono muy sanas y con un aporte calórico adecuado. Pero si de repente les añadimos chorizo, tocino… pues nos encontramos con un plato que ha aumentado mucho la cantidad calórica y que contiene grasas que pueden ser perjudiciales según el estado de salud y el estilo de vida.

C.A.: ¿Cuándo hablas de estilo de vida a qué te refieres?

D.B.: Pues no es lo mismo una persona que hace deporte que una persona que tiene un estilo de vida sedentario, sus necesidades nutricionales son distintas, igual que no es lo mismo, un niño que un adulto, un hombre o una mujer, etc. Podemos dar algunas pautas generales de nutrición pero la dieta debe adaptarse a cada persona, a sus hábitos, gustos, horarios y necesidades nutricionales.

C.A.: Ahora los supermercados están repletos de productos desnatados, ¿Es importante escoger productos desnatados?

D.B.: Es una pregunta complicada porque no hay una respuesta que valga para todo, pongamos el ejemplo de la leche, si consumimos leche desnatada, disminuimos el nivel calórico de la leche, lo que puede ser interesante para una persona que quiere bajar de peso. Sin embargo al desnatar completamente la leche nos llevamos la vitamina D, que es fundamental en la absorción del calcio. Así que en este caso es preferible escoger leche semidesnatada, o desnatada enriquecida con vitamina D.

C.A.: ¿Y la carne roja?, ¿Qué opinas de la polémica que se ha desatado últimamente, debemos eliminarla de nuestra dieta?

D.B.: La carne roja consumida con moderación no supone un problema, por ejemplo podemos comer un filete de ternera tres veces al mes, es una carne roja, fuente de grasas animales, pero consumida con moderación también tiene otros beneficios como el de aporte de hierro. El verdadero problema lo constituyen las carnes procesadas como las salchichas o los embutidos. Tenemos que intentar prescindir de ellos o por lo menos limitar mucho la ingesta de estos productos.

C.A.: ¿Puedes dar algún consejo a nuestros lectores para llevar una alimentación saludable?

D.B.: Como te decía las dietas deben adaptarse a cada persona, pero a nivel general es importante seguir una dieta variada y evitar los azúcares y las grasas saturadas. Así como, comprar productos frescos de temporada y retomar el hábito de dedicar un tiempo a cocinar, si reservamos ese tiempo evitamos que se nos eche encima la hora de la comida y comamos lo primero que pillemos.


×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse