Seguros Médicos
Cita Médica



marzo 20, 2015 Comentarios

¡Dichoso Tiroides!

Desde hace meses, Ana de 45 años de edad no puede con su alma. Se siente más cansada de lo habitual, triste y, encima, esta ganando peso. Ella sabe que está pasando una época de mucho estrés por motivos de trabajo, pero ya ha pasado por esta situación en otras ocasiones y nunca se había sentido así. “Que si estás con una pequeña depresión o debe ser porque estás cercana a la menopausia…” son respuestas que oye de su entorno e incluso de un médico para explicar su situación. Pero la respuesta, la tuvo después de su chequeo ginecológico rutinario. Al comentárselo a su gine,  ella le pidió unas hormonas tiroideas por si acaso, ya que los síntomas que tenía podrían deberse a un problema en el tiroides: tenía las hormonas tiroideas bajas o hipotiroidismo.

 

El tiroides es una pequeña glándula que está situada en la parte anterior y base del cuello. Está formada por dos lóbulos, izquierdo y derecho y una zona que los une, el itsmo tiroideo, que nos recuerda la forma de una mariposa que abraza a la tráquea por ambos lados.

Schilddrüse einer Frau

Su función principal es regular el metabolismo corporal mediante la producción y liberación a la sangre de las dos hormonas tiroideas fundamentales  (T3 o triyodotironina y la tiroxina o T4). Estas hormonas  constituyen las “llaves maestras” del control de nuestro metabolismo corporal y de gran parte de nuestro bienestar.

A su vez, otra glándula situada en la base del cerebro, la hipofisis, regula y controla la función tiroidea  a través de la secreción de otra hormona llamada tiroestimulante o THS.

Funciones de la T4 y T3

  • Desarrollo y crecimiento de nuestros tejidos/maduración del sistema nervioso
  • Regula la velocidad de nuestro metabolismo
  • Mantenimiento de la temperatura corporal
  • Interviene en el metabolismo de la grasas y proteínas
  • Mantenimiento tono muscular
  • Controlan la motilidad intestinal
  • Influyen en el consumo de oxigeno

Por lo tanto, no es de extrañar que cualquier desequilibrio en su producción, como es el caso de Ana, va acompañado por una sintomatología bastante típica.

Un aumento del tamaño de la glándula (Bocio) o un desequilibrio en la producción de la T4 y T3 (exceso/defecto) constituyen los problemas tiroideos más comunes.

Hipotiroidismo

Viene definido por un descenso en sangre de las cifras de las hormonas tiroideas, T4 y/o T3, y un aumento de la hormona hipofisaria que estimula el tiroides, la TSH.

 El hipotiroidismo es de predominio femenino y se estima que de 100 mujeres, 10 padecerán algún tipo de hipotiroidismo a lo largo de su vida.

Los cambios hormonales (embarazo, menopausia) son situaciones que se asocian con frecuencia a la aparición de hipotiroidismo. ID-10095461

 Tipos

  1. La llamada Tiroiditis de Hashimoto, de origen autoinmune. El propio organismo fabrica anticuerpos frente a la glándula tiroidea que frenan su producción hormonal suficiente.
  2. Por déficit de yodo ya que el tiroides necesita esta sustancia para la síntesis hormonal.

 Sintomas típicos

  • Debilidad, fatiga, depresión
  • Somnolencia
  • Aumento peso
  • Intolerancia al frio, piel seca y escamosa, uñas quebradizas
  • Dolor muscular, calambres
  • Estreñimiento
  • Trastornos menstruales/problemas de fertilidad

 Diagnóstico

  1. De sospecha: por los síntomas.
  2. De confirmación: mediante la realización de análisis de sangre que nos muestran aumento de la TSH con elevación de las hormonas tiroideas (hipotiroidismo franco) o sin elevación (Hipotiroidismo subclínico).

Tratamiento

Es bastante sencillo, aporte diario de hormona tiroidea por vía oral. Es fundamental la individualización de la dosis diaria.

Hipertiroidismo

El estudio de la función tiroidea en el análisis de sangre mostrará valores de  las hormonas tiroideas altos y una cifra de TSH baja.

Una de cada 100 personas padece este problema y es mucho más frecuente en la mujer entre los 30-40 años de edad. ID-100235361

Tipos

  1. Enfermedad de Graves-Basedow, nombre en honor al médico que la describió por primera vez. De origen autoinmune: el organismo produce anticuerpos que estimulan en exceso la producción hormonal por las células tiroideas.
  2. Bocio tóxico: determinada zona del tiroides produce más cantidad de hormonas tiroideas. Su causa es desconocida.

Síntomas principales

  • Nerviosismo, temblor manos, inquietud, insomnio
  • Palpitaciones, fatiga
  • Pérdida de peso
  • Intolerancia al calor, mayor sudoración, piel caliente y enrojecida
  • Diarrea
  • Trastornos menstruales
  • Picor generalizado
  • Pérdida de pelo
  • Aumento de la tensión arterial
  • Ojos saltones (exoftalmos)

Diagnóstico

Similar al hipotiroidismo pero con la diferencia de que los análisis de sangre nos muestran una reducción de la TSH y elevación de las hormonas tiroideas.

Tratamiento

Su finalidad es la reducción de la producción hormonal. Tres son las alternativas:

  1. Fármacos antitiroideos.
  2. Yodo radiactivo oral (I131): destrucción de parte de la glándula disminuyen su producción hormonal.
  3. Cirugía:  extirpación de una parte de la glándula.

La elección de una u otra deberá pasar por su individualización, sopesando en conjunto, médico y paciente, los pros y contras.

Otras Pruebas Diagnósticas básicas

  • El estudio de anticuerpos tiroideos en sangre
  • La ecografía tiroidea
  • La gammagrafía tiroidea

Son pruebas complementarias que nos ayudaran a conocer el origen de estos problemas.

Dra. Carmen Menéndez

Instituto Palacios


×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse