Seguros Médicos
Cita Médica



julio 1, 2010 Comentarios

La osteoporosis analizada por el Dr. Santiago Palacios y Dra. Karla I. Hernández

Hoy os presentamos en exclusiva 2 capítulos del libro “Osteoporosis” Colección “Médico en Casa” escritos por el Dr. Santiago Palacios1, Dra. Karla I. Hernández Hernández2

1: Director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid. España

2: Departamento de Ginecología del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Madrid. España.

Recordar que hasta el 15 de Julio el Instituto Palacios ofrece una Densitometría Ósea gratuita, prueba para detectar la osteoporosis, a mujeres mayores de 55 años. Más información aquí http://www.institutopalacios.com/osteoporosis.html

Introducción

¿Qué dicen tus huesos de ti?

¿Sabías que…los huesos del esqueleto humano están en constante cambio? Tienen un remodelamiento continuo mediante procesos de destrucción de hueso antiguo (resorción o reabsorción) y formación de hueso nuevo; también son el reservorio de calcio en el organismo. Cuando existe un desequilibrio entre estos dos procesos con predominio de destrucción ocurre la enfermedad llamada Osteoporosis.

A partir de los 35 años comienza en las mujeres la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. De hecho, muchas enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar esta pérdida, ocasionando osteoporosis, incluso a edades tempranas.

La disminución en la producción de las hormonas sexuales femeninas (estrógenos) durante el climaterio y la menopausia es una de las principales causas de osteoporosis, más aún cuando por alguna razón se extirpan los ovarios.

No todas las mujeres desarrollan osteoporosis después de la menopausia. A menudo tiene relación con otros factores de riesgo como:

  • Pérdida temprana de la menstruación (antes de los 45 años)
  • Tener antecedentes de esta enfermedad en algún familiar
  • No hacer ejercicio
  • Ingerir pocos alimentos ricos en calcio
  • Fumar y la ingesta excesiva de alcohol
  • No haber tenido embarazos

Existen una serie de análisis y estudios radiológicos que, aplicados a las mujeres que tienen éstos factores de riesgo, pueden detectar esta enfermedad; será el médico el encargado de solicitarlos e interpretarlos.

“Más vale prevenir que lamentar” es una frase común, pero con mucho sentido en este tema de la osteoporosis. Las fracturas óseas, en ocasiones, pueden ser tan graves y sus consecuencias tan agresivas, que incluso son causa de pérdida de independencia y, por lo tanto, de una disminución en la calidad de vida. Por otro lado,  podrías perder tus ingresos por no poder trabajar o ser incapacitado laboralmente de manera permanente.

Además de éstas consecuencias desastrosas, vale la pena conocer que el tratamiento de una fractura por osteoporosis cuesta entre 4.000 € y 5.000 € / paciente, lo que significa al año entre 250 y 300 millones de € para la sanidad pública de España. Si se incluyen costes indirectos (cuidados, estancias en residencias, etc.) esta cifra puede ascender al doble.

Por tanto, lo mejor es contar con los requerimientos necesarios para alcanzar un buen pico de masa ósea al llegar a la época de la madurez esquelética. Por ello, se recomienda que durante la niñez y la adolescencia se consuman cantidades adecuadas de calcio con los alimentos. Además, también es de gran ayuda mantener hábitos de ejercicio físico y suprimir en la medida de lo posible el tabaco y el alcohol.

En este libro encontrarás explicación amplia y fácil para comprender el funcionamiento del hueso, la forma en que puede desarrollarse la osteoporosis y los medios disponibles para prevenirla, los casos en los que hay que tratarla, así como las consecuencias, que pueden llegar a ser devastadoras.

CAPÍTULO I: DEFINICIONES

Osteoporosis ¿qué es?

La palabra osteoporosis proviene del latín osteo que significa hueso y poros que significa poroso, entonces se define como “huesos porosos”. Es una enfermedad del esqueleto que se caracteriza por una reducción de la masa ósea y el deterioro del tejido óseo, es decir, hace que los huesos se vuelvan débiles y por lo tanto, más frágiles y propensos a fracturas.

Debido a la pérdida del tejido óseo, los huesos dejan de ser capaces de soportar la carga de la actividad habitual, tanto que, en casos extremos, por estornudar o por abrazar a alguien se puede sufrir una fractura.

Hasta hace algunos años, ésta enfermedad era considerada como un proceso normal que acompañaba al envejecimiento, al igual que tener arrugas o canas; pero aún cuando la edad es un factor condicionante, de ninguna manera es un cambio normal, simplemente porque no es “natural” fracturarse una vértebra por agacharse, o caerse porque se rompió la cadera.

En España, afecta a un 35% de mujeres mayores de 50 años, porcentaje que se eleva a un 52% en las mayores de 70 años, es decir a más de 3 millones de personas. Una de cada 5 mujeres de más de 50 años tiene al menos una fractura vertebral debida a la osteoporosis, que se asocia a una disminución de la calidad de vida y aumenta el riesgo de otras fracturas.

Cada año, 3 mujeres de cada 1000 con edad superior a 50 años tienen una fractura de fémur, mientras que la incidencia de fractura de la muñeca es casi el doble. En la actualidad, el riesgo de padecer una fractura de fémur en lo que resta de vida es, para una mujer española de 50 años, entre un 12% y un 16%. La presencia de fracturas, especialmente la de fémur, produce un aumento de la mortalidad con relación a las pacientes sin fracturas. Afortunadamente, en nuestros días existen varios métodos para prevenir y tratar la osteoporosis.

Osteopenia ¿qué es?

Debemos hablar acerca de lo que se conoce como osteopenia, ya que la misma representa ni más ni menos que el paso previo ineludible para la tan temida osteoporosis, y significa sencillamente que el hueso de la persona afectada posee menor masa ósea y menor contenido de calcio que el que sus huesos necesitan mínimamente para conservar su fuerza, solidez y resistencia ante los comunes accidentes de todos los días.

PUNTOS CLAVE

  • La palabra osteoporosis significa: hueso poroso
  • El paso previo a la osteoporosis es la osteopenia
  • La porosidad de los huesos llega a ser tan importante, que un hueso puede romperse con los movimientos de la vida cotidiana
  • La disminución de masa ósea, junto con otros factores que puedan producir caídas, son las causas  de fractura en una de cada tres mujeres mayores de 50 años.
  • Las fracturas por osteoporosis disminuyen de forma importante la calidad de la vida de la persona que la padece

CAPÍTULO III: TIPOS DE OSTEOPOROSIS

Descripción

Según la causa de desequilibrio entre eliminación y formación de hueso, hablaremos de:

Osteoporosis primaria. No tiene factores causales que puedan ser modificados externamente, hasta ahora. Está asociada a defectos genéticos (los genes regulan la cantidad de hormona de crecimiento humano generada por el organismo, que desempeña un papel primordial en el desarrollo de huesos saludables), a la ausencia de hormonas sexuales femeninas (menopausia-osteoporosis postmenopáusica-) y al envejecimiento (osteoporosis senil). Este tipo de osteoporosis esta asociada a procesos funcionales normales que producen una condición de fragilidad ósea, con el consiguiente riesgo de fractura.

Osteoporosis secundaria. Existe un factor causal identificable, excluyendo la menopausia y el envejecimiento, aunque es menos frecuente que las formas primarias. Son dos las causas demostrables de la osteoporosis secundaria: enfermedades (ejemplo: endocrinas, renales, etcétera) y algunos medicamentos (ejemplo: glucocorticoides, heparina, fármacos para el tratamiento de la epilepsia, metrotexate, etcétera)

Osteoporosis idiopática. Se refiere a los casos de osteoporosis en los que no se encuentra una causa secundaria. Ocurre en mujeres premenopáusicas y hombres jóvenes.

Osteoporosis localizada. Corresponde a la disminución de la masa ósea que ocurre generalmente con relación a inmovilización prolongada, especialmente de alguna extremidad.

La osteoporosis primaria es, obviamente, la forma más frecuente de esta enfermedad, pero su diagnóstico se realiza una vez que se ha comprobado que no hay una causa específica. Es destacable que alrededor del 80% de las osteoporosis en mujeres sean primarias, a diferencia de la de los varones, en los que del 40% al 50% tienen al menos una causa secundaria.

Osteoporosis primaria Osteoporosis secundaria

Su causa obedece a situaciones naturales,  entre las que destacan la posmenopáusica, asociada a la deficiencia de estrógenos, y la senil, en relación con la deficiente ingesta y formación de vitamina D y con la escasa absorción de calcio, entre otras alteraciones propias de las edades avanzadas.

Producida como consecuencia de enfermedades, medicamentos o hábitos tóxicos, como el tabaco y el alcohol, que alteran, de manera desfavorable y a cualquier edad, el equilibrio de las células óseas


¿Cuáles son las causas de osteoporosis secundaria?

Es importante tener en cuenta los factores que pueden causar pérdida o alteración en la formación de hueso; clínicamente es muy importante tener un alto índice de sospecha para buscar y eventualmente corregir las diferentes causas de osteoporosis secundaria.

Las causas de osteoporosis secundaria son múltiples; aquí te detallamos una lista. Es importante que la leas y, si tienes alguna de estas enfermedades, que vayas a tu médico para tomar las medidas preventivas y/o correctivas que necesites:

1.- Enfermedades endocrinas

a) Hiperparatiroidismo
b) Síndrome de Cushing
c) Hipogonadismo
d) Hipertiroidismo
e) Hiperprolactinemia
f) Diabetes mellitus
g) Acromegalia

2.- Enfermedades hematopoyéticas

a) Mieloma múltiple
b) Mastocitosis sistémica
c) Leucemias y linfomas
d) Anemia de células falciformes y talasemia

3.- Enfermedades del tejido conectivo

a) Osteogénesis imperfecta
b) Síndrome de Ehlers-Danlos
c) Síndrome de Marfan

4.- Enfermedades inducidas por medicamentos

a) Glucocorticoides que se administran para enfermedades como la artritis reumatoide, artritis ósea, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedades del hígado, reacciones e inflamaciones alérgicas graves, esclerosis múltiple, y después de los transplantes de órganos.
b) Heparina durante un período de tiempo prolongado
c) Anticonvulsivantes de largo plazo, en los que se emplean medicamentos tales como fenitoína y los barbitúricos.
d) Metotrexate y ciclosporina A como determinados tratamientos de cáncer.
e) Análogos de GnRH para el tratamiento contra la endometriosis
f) Antiácidos que contienen aluminio

f) Excesiva hormona de tiroides.

h) Litoterapia.

i) Ciertos diuréticos

5.- Enfermedades renales

a) Insuficiencia renal crónica
b) Acidosis tubular renal

6.- Inmovilización prolongada

7.- Enfermedades gastrointestinales y nutricionales

Cáncer de colon

Colangitis esclerosante primaria

Cirrosis biliar

Consideraciones especiales

Los hombres y la osteoporosis

Antes de la década de los 90, creíamos que sólo las mujeres padecían osteoporosis. Ahora sabemos que los hombres también deben preocuparse de la debilidad de los huesos. De hecho, uno de cada cuatro hombres de más de 50 años de edad sufrirá una fractura causada por la osteoporosis. Sin embargo, las mujeres siguen teniendo una probabilidad cuatro veces mayor de desarrollar osteoporosis debido a la pérdida de estrógeno durante la menopausia. Como hemos dicho previamente, el estrógeno evita o aminora el deterioro óseo.

El embarazo y la osteoporosis

Se cree que la osteoporosis relacionada con el embarazo es una condición poco común que, por lo general, ocurre durante el tercer trimestre de embarazo o después de dar a luz. Suele ocurrir durante el primer embarazo de una mujer, es temporal, y no sucede de nuevo. Las mujeres afectadas suelen quejarse de dolor de espalda, pierden estatura, y sufren fracturas vertebrales.

Hasta 1996, se conocían 80 casos de esta condición. Los investigadores no saben si esta situación ocurrió debido al embarazo o por otros problemas de salud de la mujer.

Se están estudiando los factores que pueden causar esta condición, tales como factores genéticos o uso de esteroides. Aunque el suministro de calcio de una mujer embarazada se ve afectado y el calcio abandona el organismo con más frecuencia, debido a que orina más frecuentemente que cuando no está embarazada, otros cambios que ocurren durante el embarazo, tales como el aumento del estrógeno y el aumento de peso, pueden mejorar la densidad ósea. Todavía hay mucho por estudiar en cuanto a cómo afecta el embarazo a la densidad ósea de una mujer.

Aunque durante el amamantamiento se puede perder densidad ósea, esta pérdida tiende a ser temporal. Varios estudios muestran que cuando las mujeres sufren deterioro óseo durante la lactancia, recuperan la densidad ósea total dentro de los seis meses posteriores a este período.

PUNTOS CLAVE

  • Existen 4 tipos de osteoporosis, que dependen de la causa de desequilibrio entre la eliminación y formación de nuevo hueso
  • Hay enfermedades que pueden causar pérdida o alteración en la formación del hueso
  • También algunos medicamentos pueden ser responsables de éste desequilibrio
  • Aunque el mayor riesgo lo tienen las mujeres, los hombres también tienen riesgo de padecer osteoporosis
  • El embarazo es un estado transitorio con una pérdida aumentada de calcio

Etiquetas

Tags: , , , , , , , , , ,


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (0)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse