Seguros Médicos
Cita Médica



marzo 3, 2011 Comentarios

Un nuevo fármaco previene hasta 68% las fracturas vertebrales por osteoporosis

El Denosumab ha demostrado eficiencia también en las lesiones de cadera. Al tratarse de una inyección subcutánea semestral, evita además el abandono del tratamiento.

Un nuevo fármaco para el tratamiento de la osteoporisis genera gran expectativa en el campo médico a partir de estudios que revelan su efectividad en la prevención de casi un 70 por ciento de las fracturas vertebrales y un 40 por ciento de las de cadera.

Así lo ha señalado hoy el doctor José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital Universitario de Cruces de Baracaldo (Vizcaya), durante la presentación del 11º Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer -SAMEM-.

El Denosumab (DMAB) es un anticuerpo monoclonal -el primero totalmente humano de toda la historia de la medicina- que actúa como un potente y totalmente específico inhibidor del ligando del RANK (RANK-L).

Esta unión evita la interacción del RANK-L / RANK, inhibiendo la formación, la función y la supervivencia de los osteoclastos, lo que a su vez provoca una disminución de la resorción ósea en el hueso trabecular y cortical. Ello genera una detención inmediata, y de duración de hasta seis meses con una sola dosis, de la pérdida de masa ósea causante de las temidas y a veces fatales fracturas osteoporóticas.

DMAB ha sido aprobado por la Unión Europea para el tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas con riesgo elevado de fracturas y también (aunque se sale del ámbito de la actuación ginecológica) para el tratamiento de la pérdida ósea asociada con la supresión hormonal en hombres con cáncer de próstata con riesgo elevado de fracturas.

La dosis recomendada es de 60 mg administrados en una única inyección subcutánea una vez cada 6 meses en el muslo, el abdomen o la parte posterior del brazo. Actualmente Prolia® (que es el nombre comercial del Denosumab) está pendiente de negociación de precio y reembolso en España por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Actualmente están en marcha o terminados ya hasta un total de 37 ensayos clínicos (ECs) en los que DMAB se compara con placebo o con diversas drogas ya aprobadas en el terreno de las enfermedades del metabolismo óseo como Alendronato (ALN), Teriparatida, Ácido Zoledrónico, entre otras, en orden a comparar su eficacia y seguridad en el control y el tratamiento de la Osteoporosis (OP) postmenopáusica y su prevención, de la pérdida de masa ósea asociada a las metástasis del cáncer de prostata, del mileloma múltiple, tumores sólidos, tumores de células gigantes, de la artritis reumatoidea o la relacionada con el tratamiento con inhibidores de aromatasa en pacientes con cáncer de mama, etc, etc.

Todo ello condiciona que a día de hoy haya más de veinte mil pacientes participantes y estudiados en ECs fase III, sin tener todavía el fármaco comercializado aunque sí aprobado; probablemente cuando esos ECs concluyan será aprobado para nuevas y diversas indicaciones clínicas ligadas a algunas de esas enfermedades.

En estudios realizados a tres años, el fármaco tiene un efecto positivo en el 68 por ciento de los casos en la prevención de nuevas fracturas vertebrales y del 40% en las de cadera.

Otra ventaja de este medicamento es que se suministra a través de inyecciones subcutáneas que se aplican cada seis meses, lo cual ayuda a superar el problema del abandono del tratamiento por parte los pacientes crónicos, que habitualmente oscila entre un 40 y un 50 por ciento en el primer año.


Etiquetas


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Comentarios (11)
Y tú, ¿Qué opinas?
×

Cita Médica

¿Es la primera vez que pides cita?

No

(*) Campos obligatorios

Accceso profesionales

Acceder

Olvidé mi contraseña

Si aún no estas registrado y quieres acceder al área profesional, haz clic aquí.

Registro profesionales

Quiero recibir un email mensual con contenidos de Instituto Palacios sobre salud de la mujer y novedades sobre su actividad.
Registrarse